Cipotes   Chat   Foros   Noticias   Enlaces   Comunidad

Sponsors


Social Networks

Mensaje del reporte:*
 

El HOMBRE DEL MALETÍN NEGRO

Asunto: El HOMBRE DEL MALETÍN NEGRO
Por Pancho enviado el 12/11/2012 7:33:45

POR FRANCISCO R. BERTRAND GALINDO*Domingo, 11 de Noviembre de 2012

El HOMBRE DEL MALETÍN NEGRO, así tituló el Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, sección El Salvador, un pronunciamiento publicado en campo pagado en El Diario de Hoy, que con un hermoso y valiente lenguaje denuncia ante toda la nación un problema que según declaraciones recientes ha llegado a niveles insólitos en nuestro país, me refiero a la corrupción política.

El comunicado hace sus propias valoraciones y agrega la calificación que un ilustre prelado le dio al fenómeno, y que lo llevó a calificar nuestra política como "prostituida".

Todo surge, entiendo yo, por las reiteradas manifestaciones dentro de la Asamblea Legislativa de existir posibles cambios de partido de diputados, basados no en aspectos de conciencia o ideología, si no en ofrecimientos económicos. El elemento que hace rebalsar el vaso, fue la declaración pública de un diputado sobre la forma y los montos que le ofrecían para ajustar sus votos a una línea diferente a la de su partido.

Desde siempre se ha sabido que las alianzas entre partidos se forman no sólo en base ideológica o programática, sino también en base a intereses negociados, lo que en la práctica significa que el partido pequeño pide cosas al partido grande para apoyarlo o al menos para no obstaculizarlo, la mayoría de veces al que está en el poder, pero esos intereses se han interpretado como apoyo entre partidos, lo que muchas veces lleva a votaciones en bloque; no es que éste proceder deba catalogarse de puro, pero en muchos casos son intercambios legítimos y normales en la democracia. En todo caso se plantean ante nosotros como una relación de institución a institución.

Lo que vuelve grave en grado extremo la denuncia hecha por el diputado, es que los hechos que narró se refieren no un hecho genérico, sino a uno concreto: el actuar de personas tratando de ganar la voluntad de un funcionario individual. Esto conforma un delito, el llamado cohecho activo, que se realiza por el sólo hecho de ofrecer dinero a un funcionario, aun para que haga lo que la ley le dice.

Caso totalmente distinto resulta cuando un diputado, en alguna votación, decide por razones de principio votar en contra de la linea de su partido, esto tiene plena base legal y moral.

El nivel de detalle que el diputado en cuestión explicó en medios de difusión masiva, era suficiente para que se iniciara una investigación de la Fiscalía, por lo menos mandando a citar al diputado para que ampliara la información, y luego continuar si fuera procedente. Pero contra todo pronóstico el Ministerio Público declinó conocer el caso, alegando que eran meras cosas de políticos o cosas políticas, como si la política fuese una instancia supra-legal, fuera del alcance de la ley.

La reacción de IIDC, al publicar semejante pronunciamiento, debe llamarnos a la reflexión. Es sin duda una de las organizaciones profesionales de abogados más serias y devotas de la legalidad constitucional de los países, tales pronunciamientos nos desnudan como una sociedad carente de muchas cosas, pero especialmente de valores y coraje para combatir estas lacras, o en su defecto, determinar con claridad que no existen.

La política no debe verse como una actividad desprovista de valores morales, es un aspecto de ser y parecer, por lo que en la medida que los pesos y contrapesos democráticos funcionen y las instituciones actúen, este tipo de señales desaparecerán del escenario salvadoreño, pues ya no tendrían sentido.

Mientras tanto mis respetos a los colegas que consensuaron tan valiente documento.

 

* Abogado y economista.

EL DIARIO DE HOY NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS COMENTARIOS DE SUS COLABORADORES

 


Search


Mis Amigos

Login
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese

Menú

Google



  Inicio  |  Noticias  |  Foros  |  Descargas  |  Enlaces�  |  Faq 

.